A TU LADO

sa_1558128623IMG_20190517_232913_597

A TU LADO

A TU LADO
No contaba salir temprano de trabajar,pero se ve que mi jefe tenía otros planes y me ha enviado a casa. Decido darle una sorpresa a mi pareja pasándome por su trabajo.
Óscar tiene una cafetería en las afueras. Siempre está lleno y últimamente nos vemos poco, tiene personal nuevo y no delega responsabilidades en el personal que lleva tiempo.
Aparco mi coche y cuando me dirijo a la cafetería veo como la camarera que atiende la terraza abre los ojos como platos y se queda lívida. Parece que ha visto un fantasma.
_¿Andrea te encuentras bien?
_No te esperábamos.
Su voz tiembla al hablar. No entiendo nada.
Entro en el local con ella a mi lado y veo que al resto les pasa igual.
_¿Chicos va todo bien?¿Le ha pasado algo a Óscar?
Se miran entre ellos y ninguno dice nada.
_Me juego el puesto pero yo en su lugar querría saberlo. Lo siento Alma . Ve al almacén y abre despacio. Óscar te la pega con una tía hace tiempo.
_Luis la broma no tiene gracia.
_No es ninguna broma. Nos ha pedido silencio a todos pero me caes bien y no te mereces eso.
Camino hacia el almacén. Me quedo parada en la puerta , no se si abrirla. Creo que me están gastando una broma . En ese momento oigo gemidos al otro lado. No me lo puedo creer. Abro la puerta y ahí están. Una mujer y él. El hombre con el que he compartido los últimos años. Ambos desnudos sobre el sofá que tienen para descansar. Vaya con sus descansos.
Óscar se gira y entonces me mira mientras su cara pierde toda la pasión que hace unos segundos desprendía.
_Nena, esto no es lo que crees.
_ Ya. Tu polla ha entrado ahi por accidente mientras buscabas los limones. No quiero volver a verte.
Doy media vuelta. Salgo todo lo deprisa que puedo. En el camino me cruzo con Luis y le digo que no diga nada y le agradezco que me lo contaran. Me meto en el coche y salgo a toda prisa. Oigo bocinazos y no me importan. Solo quiero alejarme de aqui. No se a donde ir asi que conduzco sin rumbo. Mi móvil suena una y otra vez y yo lo ignoro una y otra vez también. Se que es el porque la melodía “contigo” suena .
Realmente no me interesa nada de lo que tenga que decirme. Me da igual si es la primera vez que se la tira lo que tengo claro es que es la última vez que hablamos. No quiero saber nada de un tipo al que se lo he dado todo y me ha fallado así.
Es tarde y no puedo seguir conduciendo. Aparco y me doy cuenta que estoy delante del gimnasio. Decido entrar y sacarme la rabia sobre la cinta. Cojo mi mochila en el maletero y entro pasando la tarjeta. No hay nadie . Se ve que todos se han ido a celebrar Halloween . Yo tambien tengo noche terrorífica sin proponérmelo. No me importa estar sola, al contrario, lo agradezco. Me cambio en el vestuario y cuando me dirijo a la sala de máquinas veo un saco de boxeo. Nunca he usado uno pero hoy me apetece golpear algo.
Me imagino que es Óscar y le doy un puñetazo. Duele , pero más duele lo que el me ha hecho. Un golpe y otro mientras voy soltando toda la rabia. Ya no sólo doy puñetazos también patadas. Me duelen los puños, pero no me importa. Sigo golpeando el saco una y otra vez.Descargo toda mi furia queriendo que mi dolor se vaya.
Unos fuertes brazos me sujetan y me apartan del saco. Doy patadas al aire e intento deshacerme de esos fuertes brazos, aunque es imposible. Grito hasta que en un movimiento de el acabo tirada sobre el suelo y el encima mia sujetando mi cuerpo con el suyo.
_Shhh tranquila. No voy a hacerte  daño. Vamos pequeña no llores.
No me había dado cuenta de que estaba llorando. Noto como se aparta de mi. Pasa una mano suavemente sobre mi pelo y lo retira de mi cara.
_No llores, no vale la pena. Sea lo que sea no vale tus lágrimas.
Se levanta del suelo y se va volviendo a los pocos segundos con una caja de pañuelos y algo más.Me tiende uno y se levanta.
_ Venga pequeña sécate esas lágrimas y te enseño a patear ese saco.
Me limpio la cara y estoy tan avergonzada que no se donde meterme.
_ Venga vamos.
Me tiende la mano.
_Vengaa no me vengas con timidez ahora. Te he oido soltar sapos y culebras por esa boquita.
Sujeto su mano . Es grande y cálida.

Tira firmemente de mi y mi otra mano acaba apoyada en su duro pecho. Me suelta y me pide que extienda las manos. Lo hago y comienza a vendármelas con cuidado. Mientras lo observo. Es grande en comparación conmigo.Lleva el pelo muy corto y barba de un día. Sus hombros son anchos. Y sus brazos enormes si los comparas con los míos. Es un armario empotrado en toda regla. Toda una mole de músculos que contrasta con la delicadeza con la que venda mis manos. Me coloca unos guantes de boxeo y me da instrucciones de como golpear el saco. Se coloca sujetándolo y me anima a golpear. Apenas he abierto la boca pero me dispongo a golpear.
He perdido la noción del tiempo. Estoy empapada en sudor y riéndome. Este hombre es como un enorme oso de peluche.
Da un poco de miedo cuando lo ves dado su tamaño, pero luego es encantador.
_¿Estás mejor?
_Si,gracias. No se como pagarte esta clase.
_Acompáñame a cenar. No sé tú pero yo me muero de hambre.
_No creo que sea muy buena compañía.
_Ei. Sólo es una cena de amigos. No me apetece cenar solo y tú no estás en condiciones de pasar la noche sola. Sé cómo te sientes. También me han roto el corazón.
Venga a la ducha . Te espero en recepción.
Me dirijo a los vestuarios y decido que no puedo ir. Una cosa es estar aquí en el gimnasio y otra irme a cenar con el. Nunca o había visto aquí y no se nada de él,aunque pensándolo bien llevo años compartiendo mi vida con un desconocido. No se que ha fallado en nuestra relación pues se lo di todo. Cuando no tenía dinero yo se lo dejé. Ha salido con sus amigos cuando ha querido. En el sexo no teníamos problemas tampoco pues a mi me encanta y aún así me ha sido infiel. Así que finalmente decido ir con mi profesor de boxeo. Que a todo esto no se su nombre.
¡¡Virgen de la Marquesa del coño hondo!!Si existe la perfección hecha hombre la tengo a escasos metros de mi. Se ha puesto unos vaqueros un poco caídos pero que marcan su cadera y sus fuertes piernas. Lleva un jersey que define cada músculo y en el suelo sobre su bolso está una cazadora de cuero que eso es lo máximo para mis hormonas. Está increíble y yo debo centrarme o acabaré dejando un charco de babas en el suelo.
_Lista.¿Dónde quieres ir a cenar?
_Pues había pensado en mi casa. Pero si prefieres un restaurante no hay problema. Yo he venido en moto ,¿tú?
_Yo en coche. Te sigo si quieres o te llevo.
_Voy contigo. Mañana me traigo el coche o vengo en bus.
El viaje es ameno. Tenemos muchas cosas en común. Vive casi en la playa . A veinte minutos del gimnasio. Empiezo a inquietarme cuando me manda por una pista forestal. Hemos dejado atrás la carretera y de pronto me manda aparcar. El camino tiene unas pequeñas farolitas de esas solares que apenas iluminan nada. Estoy tensa y muerta de miedo.
_Si quisiera hacerte daño ya lo habría hecho. El gimnasio tiene cámaras. Seré el primer sospechoso si algo te sucede.
Me guiña un ojo y sale del coche. Lo rodea y abre mi puerta.
_Venga vamos,te va a gustar estar aquí.
Bajo del coche y miro alrededor. No veo ninguna casa y eso que hay luna llena y se ve bastante .
_¿Y tú casa??
_Ahí.
Señala hacia arriba y yo sigo la dirección de su mano. Un grito ahogado sale de mi boca.
_¡¡Joder,vives en un árbol!!¡Tienes una casa en un árbol!!
Doy saltitos y palmas como una niña.
_Por Dios ,deja de saltar o te romperás un pie con esos zapatos. Será mejor que subamos.
La casa está a seis metros del suelo. Tiene una escalera de madera.No puedo ver mucho alrededor al ser de noche ,aún así escucho el mar.
_Se oye el mar.
_Sí. Está a quinientos metros.
La cabaña es pequeña pero preciosa. Tiene una cocina y dos dormitorios.En uno de ellos tiene jacuzzi al lado de la cama.
_Ven. Aquí está la terraza y hay otro jacuzzi. El clima aquí no permite disfrutarlo mucho pero lo aprovecho al máximo. Hay otra terraza en el tejado. Sube si quieres,pero descálzate ,me das miedo con esos tacones.

Prepararé la cena mientras.¿Carne o pescado?.
_Carne. Soy carnívora.
Me descalzo y subo. Hay un par de sillones ,una mesita y un columpio.
Me apoyo en la barandilla. Las vistas son indescriptibles. El mar brilla a la luz de la luna. Las luces indican los pueblos de la costa.Me quedo mirando el horizonte perdida en mis pensamientos. Mi vida ha dado un giro de ciento ochenta grados en unos minutos y me siento un poco perdida.
_¿Te apetece cenar aquí o prefieres dentro?
Me sobresalto al oírle.
_Perdona no quería asustarte.
_No pasa nada. Dónde prefieras tú. Tú casa tus normas.
_Pues aquí.
Ponemos la mesa .Entre risas y confidencias cenamos. Se ha hecho bastante tarde y son casi las dos de la madrugada.
_Si quieres puedes quedarte a dormir. Hay dos habitaciones coge la que quieras,yo voy a dormir aquí arriba.
_¿Aquí?
_Sí. Aquí.
Me guiña un ojo y de un baúl saca un colchón hinchable.
_Voy por el edredón. Si quieres te dejo un pijama.
Y aquí estoy compartiendo un colchón bajo un cielo estrellado con alguien que no conozco más que desde hace unas horas pero que me ha tendido una mano sin importarle el motivo de mis lágrimas.
_Gracias.—Susurro.
_Si te caes te levanto y si no puedo levantarte me quedaré tumbado a tu lado hasta que nos levantemos juntos.

By
Cruz Halls

VOTA ESTA OBRA

  
Ayúdale a ganar este concurso



  • 0 Comentarios

    Dejar una respuesta

    Contacto

    info@scriboeditorial.com
    666 47 92 74

    Envío
    o de las

    Inicia Sesión

    o    

    ¿Ha olvidado sus datos?