Irisa, la devoradora.