DRAGONES AL RESCATE

sa_1558133323avisos portadas cuentos

DRAGONES AL RESCATE

Había una vez dos dragones que vivían muy cerca del río del castillo. Uno de los dragones se llamaba “Spay”, era un dragón de color azul y rojo, era muy grande y fuerte. El otro dragón se llamaba”Yul” pero este tenía colores rojo y amarillo, eran hermanos y cuidaban el uno del otro.

Los dos dragones disfrutaban darse baños en las tardes en el río. Nadaban y se daban clavados. El río era importante para ellos y muy apreciado para su salud, pues era el agua que consumían durante el día.

Un día se encontraron a un niño caballero, llamado “May” que andaba por el bosque. Había jugado todo el día y buscaba un lugar donde descansar y refrescarse. Les contó que sentía preocupado, porque fue a tomar agua al río y vio como el agua estaba sucia, había poca y observó como un grupo de peces parecían asustados y enfermos. Buscando que era lo que pasaba, los había encontrado a ellos.

Los tres se unieron y decidieron ver qué pasaba. En una parte del río que daba con el castillo habían descubierto que las personas tiraban su basura en ese lugar y poco a poco hicieron que las aguas se contaminaran y su corriente se había reducido considerablemente.

Los peces y demás animales habían perdido su ambiente agradable. Algunos ya habían muerto y los demás no tenían quien los ayudara.

Spay, Yul y May decidieron hacerse cargo y ese día buscaron un gran cesta para la basura y empezaron a sacar toda la suciedad que encontraron en el sitio.

Spay dijo: – La basura va en los pipotes, no en el río.

A May como le gustaba dibujar y tenía papel y colores les dijo: “Vamos hacer carteles, para enseñar a las personas”.

Esa tarde Spay, Yul y May habían pegado carteles por todo el castillo que decían:

“No tirar basura en el río”. “El agua es vida”.

“La basura va en los pipotes de basura”.

“Los peces, sapos, ranas y demás animales del río necesitan de aguas limpias”.

A todos en el castillo les pareció que estaban en lo correcto y que harían todo lo posible para cuidar y mantener limpio el río y que se evite tirar la basura allí.

Nuestros tres héroes, los dos dragones y May se sintieron apoyados y más tranquilos y decidieron celebrar juntos e hicieron un gran cartel que decía:

“Todos están invitados a disfrutar del río”.

Tuvo tanto éxito la limpieza y el cuidado de todos para con el río, que podían tomar agua y bañarse. Pero además se veían como los peces de colores, saltaban y bailaban en las cristalinas aguas de aquel lugar. Y todos vivieron, ¡felices para siempre!

VOTA ESTA OBRA

  
Ayúdale a ganar este concurso



  • 0 Comentarios

    Dejar una respuesta

    Contacto

    info@scriboeditorial.com
    666 47 92 74

    Envío
    o de las

    Inicia Sesión

    o    

    ¿Ha olvidado sus datos?