EL HIJO ILUMINADO

sa_14254277301453229_759730737387951_1505953789_n

EL HIJO ILUMINADO

Esta vez Azucena se enfrentaba a un paciente dificil,pues decía arrastrar un gran pesar en su alma y afirmaba llorar a todas horas todos los días.

Se trataba de una mujer madura de mirada vehemente. Pero su semblante reflejaba una tristeza insondable, un enigma infranqueable. Tantos años había llorado esta
mujer que sus ojos palidecían ausentes, sus sollozos congestionaban su dialogo, y su voz se tornaba gutural a veces. A pesar de todo ello, nada había podido marchitar aún los retazos de su belleza.

Azucena le indicó amablemente que se sentase en el oscuro diván y deseó más que nunca poder ofrecerle una terapia y, una solución a su mal.

-Expliqueme como se siente-argulló.

La mujer no titubeó siquiera y comenzó a hablar desde lo más profundo de su ser, como si una inexplicable fuerza mística se apoderase de ella.

-Para mi los hijos son mis cuadros,

el reflejo de mi misma,

el fluir de mis estados.

 

Son fruto del amor unas veces…. otras

del camino recorrido.

Camino recorrido,

Arroyo y Camino.

Agua que fluye y se transforma.

Arena que cubre tus pies en la noche .

Lagrimas escondidas en el oceano dibujadas.

 

Mis cuadros son una meditación y un contacto hacia lo verdadero:

Expansión, luz hacia afuera;

Deseo de crear algo que surge de tu esencia:

desea ser manifestado. Tu alma.

 

Son algo que crece contigo y permuta, y el cambio es conciencia, cada vez más…

Al final hay solo conciencia.

Y el amor es Conciencia y Dios es amor y Conciencia es Dios.

 

Las lagrimas brotaban amargamente con cada frase mientras su rostro enrojecido derramaba congoja y dolor. Era como si cada significado que escondía le produciera en sí una catarsis.

 

Y añadió-Solo entonces es cuando estas preparada para darte de verdad y con aceptación a otro ser.

Mostrar la dicha divina.El hijo fruto del amor es el bien más preciado de todo ser humano.Porque es conciencia,es amor,es Dios.Es este un hijo con apariencia física,pero es un ser de luz al que quieres mostrar la dicha de vivir ,de compartir lo que has aprendido por tí misma. Mostar el recuerdo  de donde vienes y a quien le debes la vida mortal,el mejor regalo.

Es alguien a quien contarle tus sueños.

Parecía no terminar-El hijo educado en el amor amará a sus padres siempre:

de sus defectos hará una obra conceptual,de sus virtudes un tesoro eterno, no necesitará ser corregido ni reprendido, porque aprendió con amor y aceptación.Tal como lo cuides y lo cultives florecerá. Es tu energía, y habrá que enseñarle a utilizarla para que no se lastime.

 

Los brotes de los arboles crecen alto porque
la base que los sustenta es fuerte.

 

La psicologa rebuscó avidamente entre sus pertenencias y alcanzó una grabadora, no quería perderse ni un detalle de cuanto expresaba esta sabia mujer.

-Un hijo es algo para toda la vida,porque nace del amor y la conciencia. El vínculo del amor no puede romperse. El dará despues lo que haya recibido. No es tuyo,es libre como tú y por eso compartirá desde su individualidad, porque no hay cadenas para el amor. Pertenece al universo y a él volverá..

Si al final de mi vida puedo decir que mi hijo es exactamente como lo describí, tal como como lo presentí, tal como lo concebí, podré afirmar que conseguí crear la mayor obra de arte jamás realizada. Esto es, lo acepto ahora igual que era antes aunque haya cambiado. Si al final de mi vida, ese ser de luz se nublara,por amistades,por segundos que cultivan lo oscuro, seguiría amándolo igual,porque en su ser es el mismo, y si existe una semilla, cuando haya buen terreno, brotará. Si el universo se lo llevara, lo lloraría toda la vida, pero me nutriría de los momentos que compartimos y él seguiría viviendo en mí.

El viviría en mí :

en cada flor del jardín, en cada sonrisa de la gente sencilla, en cada rayo de sol en mi cara,la cama donde duermo, en la canción que escucho, en la música de los pajaros.

El me diría ,”pero mamá, ¿que haces mirandome como si fuera un pajarillo? me pones nervioso,pero mamá …”

Cuando sea mayor lo entenderá .

 

Una roca es roca porque no la amamos,

pero tenemos mucho en común con ella.

Tras un largo silencio la mujer concluyo su monologo. Se quedó por fin reposada con una expresión serena en su rostro. Ahora incluso sus labios parecían esbozar una emotiva sonrisa.

La psicoterapeuta comprendió la extrema sensibilidad de su paciente, no pudo más que aceptar su estupefacción ante la presencia de un ser tan iluminado. Comprendió a su abuela cuando la miraba de niña embelesada. Y recordó una frase de “El Rey Lear” que memorizó desde los 11 años: ”En este mundo loco,estar cuerdo es estar loco”.




  • 0 Comentarios

    Dejar una respuesta

    Contacto

    info@scriboeditorial.com
    666 47 92 74

    Envío
    o de las

    Inicia Sesión

    o    

    ¿Ha olvidado sus datos?