Entrevista Isabel Cusó

isabel entrevista

Entrevista Isabel Cusó

Lunes 19 de Octubre 2015.

 

Isabel Cusó, una persona volcada con el bienestar del prójimo, acaba de publicar su último libro “Descobrim el camí, estimant. Moments d´eternitat”.

–Tu libro sirve de ayuda a muchísimas personas, les acompañas en su camino ¿Cuándo supiste cual era tu vocación?

Toda la vida. A los 8 años cuidé a mi abuela paralítica. Dormía a los pies de su cama y por la noche golpeaba con su bastón y me levantaba para ayudarle en sus necesidades.

Cuidé a mis once hermanos más pequeños que yo.

Toda la vida he cuidado a las personas de mi entorno, para eso vine a este planeta.

–Has viajado por muchos países ¿Cuál te tiene cautivada, por qué?

Rio Orinoco en Venezuela con los Eñepas. En los andes y selva amazónica Peruana con los Cocamas.En Benin en la leprosería de Madjre. En Senegal en Affiniam. En Madagascar en la leproseria de Fort Dauphin i en Antanimora, la tierra de polvo, humo y espinos.

El último me es muy querido por tener allí al misionero P. Maroto. con el que la empatía y su vocación me arrastró y enganchó a la tierra malgache.

–¿Qué significado tiene para ti la palabra “ESTIMAR – QUERER”?

Dar dar y dar… y recibir un montón.

–¿Cuánto tiempo has tardado en escribir esta obra? ¿Fue un momento dulce o amargo el recordar todas tus vivencias?

Se escribió hace 14 años al regreso del primer viaje a Perú. He viajado varias veces. Cada mañana me levantaba y escribía. Te digo un secreto… yo no he leído el libro ni una sola vez…

Dulce y amargo como la vida misma.

–Dinos tu autor preferido y ¿por qué?

Tengo muchos y depende del momento. Ahora estoy con Wayne Dyer el gran motivador y Joe Dispenza por unir ciencia y espíritu y ahondar en la física cuántica de la que soy entusiasta. ( me conecta con la parte más intangible de mi ser. Todo es posible)

–10 años trabajando en Sud América, África y Madagascar, asistiendo a leprosos y marginados… ¿Qué aprendiste en aquella época?

Más que trabajar ha sido amar y compartir. Intercambiar miradas, gestos, empatía, abrazos a los que no estaban acostumbrados.

Vibrar en una frecuencia más alta. Ser feliz.

No es fácil la primera vez que ves a un leproso en vivo y en directo con sus lesiones sus olores y su sufrimiento.

Me gustaría escribir sobre Madagascar próximamente

–Isabel, una pregunta un poco incómoda ¿Qué es para ti la muerte?

De incómoda nada, vida después de la vida. Otro estado, otra frecuencia ,seguir estando.

–Una pregunta menos incómoda pero también importante ¿Qué es para ti la vida?

Un momento de la eternidad que debemos pasar compartiendo, siendo felices y haciendo felices y ayudando a los demás.

–¿Qué te gusta más, caminar por un sendero, o caminar por el monte sin un rumbo fijo o marcado?

Tanto el sendero como el caminar sin rumbo forman parte de nuestro libre albedrío. La libertad es algo maravilloso!

–¿Alguna anécdota que te haya pasado con este libro?

Emociona a la gente que lo lee y se ponen en la piel de quien lo relata.

–Acompañar a alguien cuando tiene cáncer no es tarea fácil ni nos han enseñado, ¿algún consejo cuando nos vemos en esa tesitura?

Amar siempre, hagas lo que hagas hazlo con y por amor.

Contactar con la medicina alopática pero no olvidar la medicina emocional. Otras terapias tanto o más importantes. Que el paciente pueda hablar, llorar, ser escuchado, amado, mimado y encontrar el origen que ha ocasionado la enfermedad y tratar de resolver el conflicto.

–Completa la frase: CUANDO SEA MAYOR QUIERO SER….

YO

–Ya para finalizar: ¿Alguna cosa importante que quieras remarcar, de tu libro, de ti, la editorial, etc…?

Estoy agradecida al tener la oportunidad de poder divulgar un libro que muestre un momento de mi vida que marcó un antes y un después

Mil gracias

Isaisabel desde la selva




  • 1 Comentario
    1. Teresa 5 años hace

      Me ha encantado la entrevista. Se ve que es una persona excepcional.

    Dejar una respuesta

    Contacto

    info@scriboeditorial.com
    666 47 92 74

    Envío
    o de las

    Inicia Sesión

    o    

    ¿Ha olvidado sus datos?