Los susurros del pájaro

Los susurros del pájaro

Un pájaro se posó en mi cabeza

susurrándome cosas familiares

mientras escucho su música

que atora lágrimas en mi garganta

deseando un lindo amanecer

en un lugar de sollozos y penurias

cubierta de mugre y miles de derrotas.

 

Refresco mi memoria

con aquellas momentos de tristezas

y lloro opacada

por el sonido del silencio

dentro de esta casa

y de este pecho carente de sentimientos.

 

El pájaro me repite la melancolía

con mis oídos ensanchándose

para escuchar lo que sé,

“Eres buena para nada,

no aportas en nada,

eres tóxica para todos,

no ves amigos en todos,

eres culpable de tu fracaso,

de las desgracias eternas,

de tu alma rota

y tus ilusiones rotas”.

Y el pájaro batió sus alas.

VOTA ESTA OBRA

  
Ayúdale a ganar este concurso



  • 0 Comentarios

    Dejar una respuesta

    Contacto

    info@scriboeditorial.com
    666 47 92 74

    Envío
    o de las

    Inicia Sesión

    o    

    ¿Ha olvidado sus datos?