UN ÁNGEL ASISTENTE DE DIOS

sa_1558133210avisos portadas cuentos

UN ÁNGEL ASISTENTE DE DIOS

En una de esas noches de navidad de nuestros días actuales. Un angelito con ojos pardos, tez blanca y un tanto especial en su forma de caminar y hablar, desde un rincón del cielo, asomaba su cabeza y observaba.

Veía como la mayoría de las personas estaban muy ocupadas, papás en su oficina trabajando, mamás comprando ropa y regalos para todos. Adolescentes chateando desde sus celulares inteligentes o computadoras. Algunas abuelitas haciendo la cena para navidad. Y así todos en lo suyo.

El angelito al ver tal alboroto, cansancio, trabajo o flojera, se sintió decaído, y se preguntó entonces, ¿Dónde estaba el interés hacia lo que verdaderamente Dios espera de todos? Muchos habían olvidado reunirse en familia para hacer oración en acción de gracias por todo lo recibido.  Algunos no se habían perdonado sus desacuerdos, otros estaban deprimidos por “el quién? o ¿el qué?” les faltaba en sus vidas. Algunos inconformes con su apariencia. Pero casi todos pendientes de la ropa del estreno, de lo que comerían, beberían o que tanto bailarían en la noche buena.

Entonces el ángel suspiró, tomó aire, secó sus lágrimas y dijo:

¡A pesar de mi tristeza y de la apatía de todos aquí les voy a recordar que es lo más importante para Dios!

1.- Amar a Dios con todo tu corazón.

2.- Compartir con los que más necesitan.

3.- Valorar a nuestra familia y amarla.

4.- Respetar que todos somos diferentes.

5.- Demostrar más cariño y colaboración.

6.- Ser más tolerantes, perdonar y estar unidos.

Y por último pero no menos importante:

“Nunca olvidemos que Dios nos ama y nos protege siempre”.

VOTA ESTA OBRA

  
Ayúdale a ganar este concurso



  • 0 Comentarios

    Dejar una respuesta

    Contacto

    info@scriboeditorial.com
    666 47 92 74

    Envío
    o de las

    Inicia Sesión

    o    

    ¿Ha olvidado sus datos?