Y la amé

sa_1558021809Y la ame

Y la amé

Y la amé, como nunca nadie ha amado en el mundo; como nunca nadie amara; como nunca nadie…

Solo después de amarla, la odie y me odié por amarla y por odiarla. No sé si la amé más de lo que la odié o la odié más de lo que la amé; pero la amé con tanta intensidad que odiarla se me hizo tan sencillo…

La tuve y la sentí tan ajena que nunca fue mía, más el amor que compartimos fue tan grande que no podía compararse con nada: “comparar es limitar”. Oscar Wilde.

Tan intenso era este sentimiento que estaba dentro de mí, que solamente después de matarla me sentí casi tranquilo, casi bien, casi satisfecho; solo me faltaba una cosa, vengar su muerte e inmediatamente… lo hice.

VOTA ESTA OBRA

  
Ayúdale a ganar este concurso



  • 0 Comentarios

    Dejar una respuesta

    Contacto

    info@scriboeditorial.com
    666 47 92 74

    Envío
    o de las

    Inicia Sesión

    o    

    ¿Ha olvidado sus datos?